Archivos

La montaña

Seguimos compartiendo videos para explotar didácticamente en clase. En este caso se trata de un corto de animación de Costa Rica basado en el cuento homónimo del escritor costarricense Carlos Salazar Herrera.

Una propuesta interesante es trabajar sobre las fórmulas para hacer suposiciones. Antes de ver el corto, podemos hacer suposiciones en presente sobre el contenido del video a partir del título. Luego, podemos hacer suposiciones en pasado sobre cuál habrá sido el final de los protagonistas y cuál habrá sido a historia entre el personaje más joven y la mujer. Para completar la actividad les podemos leer el cuento La montaña de Salazar Herrera.

Después de haber leído y haber visto el video, podemos trabajar brevemente sobre  las variedades del español. Tanto el corto como el video son muy ricos para analizar las diferencias con el español de Buenos Aires, por ejemplo.

¡Esperamos que les guste!

Lunfardo: llega al rock y a la cumbia

El porteñísimo lunfardo se renueva con palabras del rock y de la cumbia

¿Cómo no iba a llegar a las letras del rock y la cumbia si precisamente nació también con las letras del tango?
¿Qué palabras del lunfardo aprendiste en Argentina? ¿Qué historias tenés para contar sobre el momento en el que aprendiste esas palabras?
Entre todos hagamos una lista en los comentarios con tus palabras favoritas del lunfardo

Las buenas malas palabras

¡Hola estudiante avanzado de español! ¿Por qué estás preocupado? ¿La gente no habla como tu profesor de español? ¿Escuchaste palabras extrañas? ¿Dónde las aprendiste? ¿En un estadio de fútbol? ¿En una fiesta de argentinos? Y ¡sí! Estás escuchando frecuentemente un grupo de palabras deliciosas, llenas de sentimiento, palabras que tienen sabor: ¡son las malas palabras!

En el aprendizaje de una lengua siempre llega ese agradable momento dedicado a los insultos, a las palabrotas, puteadas… formalmente, el lenguaje soez. Queremos dedicarle un espacio en este blog porque forma parte de nuestras clases el paréntesis que hacemos para explicar giros, expresiones fijas, piropos o insultos que frecuentemente se pueden oír entre el ruido metropolitano de Buenos Aires.
Como todo vocabulario debe estar encuadrado en su contexto, de lo contrario pierde significado. Pero dentro de cualquier unidad léxica, las puteadas (como decimos los argentinos a las malas palabras), tienen que tener un contexto apropiado para darle el sentido

correcto.
¿Qué le responde un conductor de taxi al conductor de un colectivo que frena abruptamente?
Y ¡sí! sin duda que la mejor opción es: “¡la puta que te parió!” Pero la verdad es que nadie va por la calle insultando a la madre de la gente… para nada… sin embargo se oyen muchos de éstos y otros insultos que invitamos a los dedicados estudiantes de Elebaires a recolectar y escribir en los comentarios de esta entrada de blog. Cada uno ha tenido su acercamiento y experiencia propia que puede compartir para que otros continúen el aprendizaje.
Una persona que nos ha ayudado a transmitir el contenido que tienen las malas palabras es James Bracken con su publicación ¡Che Boludo! Tenemos profesores especialistas en la divulgación de estos contenidos y que luego se transforman en cómplices de chistes y juegos de palabras con sus estudiantes.
¿Qué tenés que hacer? Actividad creativa y comunicativa: En la parte de comentarios escribí las malas palabras que aprendiste y contá una pequeña historia para darle un contexto. Otros lectores pueden opinar y responder con más y variopintos vocablos del lenguaje soez de los argentinos.

Expresiones Idiomáticas: un hallazgo

Ante las permanentes preguntas de los estudiantes suelen hallarse grandes tesoros… he aquí uno que puede ser de gran utilidad para vos profesor E/LE y para vos estudiante…

En 1000 imágenes en la punta de la lengua podés encontrar refranes, frases hechas, expresiones idiomáticas y mucho más en versión escrita, en imágenes y con soporte auditivo para poder percibir la entonación de la expresión.
A los profes les recomendamos organizar la visita a este sitio con algún fin didáctico, y que tengan en cuenta que la presentación de las expresiones deben contextualizarse en una situación real. Y si sos estudiante, elegí una o dos para practicar y utilizarlas cuando la ocasión se presente. ¡Es un desafío!
En la escuela estamos motivando a los estudiantes a elegir alguna que les guste o les parezca graciosa para utilizar en estos días… ya veremos los resultados!