Las buenas malas palabras

¡Hola estudiante avanzado de español! ¿Por qué estás preocupado? ¿La gente no habla como tu profesor de español? ¿Escuchaste palabras extrañas? ¿Dónde las aprendiste? ¿En un estadio de fútbol? ¿En una fiesta de argentinos? Y ¡sí! Estás escuchando frecuentemente un grupo de palabras deliciosas, llenas de sentimiento, palabras que tienen sabor: ¡son las malas palabras!

En el aprendizaje de una lengua siempre llega ese agradable momento dedicado a los insultos, a las palabrotas, puteadas… formalmente, el lenguaje soez. Queremos dedicarle un espacio en este blog porque forma parte de nuestras clases el paréntesis que hacemos para explicar giros, expresiones fijas, piropos o insultos que frecuentemente se pueden oír entre el ruido metropolitano de Buenos Aires.
Como todo vocabulario debe estar encuadrado en su contexto, de lo contrario pierde significado. Pero dentro de cualquier unidad léxica, las puteadas (como decimos los argentinos a las malas palabras), tienen que tener un contexto apropiado para darle el sentido

correcto.
¿Qué le responde un conductor de taxi al conductor de un colectivo que frena abruptamente?
Y ¡sí! sin duda que la mejor opción es: “¡la puta que te parió!” Pero la verdad es que nadie va por la calle insultando a la madre de la gente… para nada… sin embargo se oyen muchos de éstos y otros insultos que invitamos a los dedicados estudiantes de Elebaires a recolectar y escribir en los comentarios de esta entrada de blog. Cada uno ha tenido su acercamiento y experiencia propia que puede compartir para que otros continúen el aprendizaje.
Una persona que nos ha ayudado a transmitir el contenido que tienen las malas palabras es James Bracken con su publicación ¡Che Boludo! Tenemos profesores especialistas en la divulgación de estos contenidos y que luego se transforman en cómplices de chistes y juegos de palabras con sus estudiantes.
¿Qué tenés que hacer? Actividad creativa y comunicativa: En la parte de comentarios escribí las malas palabras que aprendiste y contá una pequeña historia para darle un contexto. Otros lectores pueden opinar y responder con más y variopintos vocablos del lenguaje soez de los argentinos.

6 pensamientos en “Las buenas malas palabras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s